Historia: Luchadores contra la esclavitud

 

BREVE CRONOLOGÍA DE LA LUCHA CONTRA LA ESCLAVITUD Y EN PRO DE LOS DERECHOS HUMANOS

Principios del s.XVII: Empieza el comercio de esclavos. En 2 siglos se transportaron más de 10 millones de personas desde África a América, aunque muchas murieron en el camino.

1727: Las comunidades protestantes de cuáqueros empiezan a defender la emancipación de los esclavos.




1740-1790: El pastor metodista John Wesley lucha firmemente contra la esclavitud.

 

 

1765: Se funda la Sociedad Antiesclavista en Gran Bretaña.

 

1787: Se funda la Sociedad para la Abolición del Tráfico de Esclavos siendo cuáqueros el 75% de los fundadores.

 

1807: El parlamentario británico William Wilberforce, consigue que se prohíba la introducción de esclavos en les colonias inglesas y el trafico transatlántico de esclavos. Punto de partida para la abolición de la esclavitud en muchos países. A pesar de ello el tráfico continua y muchos barcos tiran a los esclavos al mar si van a ser descubiertos para evitar las multas (puedes ver el trailer de la película “Amistad” sobre las condiciones del tráfico de esclavos en http://www.youtube.com/watch?v=gibuvG4prkQ y de “Amazing grace” sobre la historia de Wilberforce en http://www.amazinggracemovie.com/).

 

1808: Prohibición del comercio de esclavos en EEUU.

 

1833: Aprobación el Acta de Abolición de la esclavitud, que dio la libertad a todos los esclavos del Imperio Británico. 

 

A lo largo del s.XIX: La esclavitud es abolida en la mayoría de países occidentales.

1864: Julio Vizcarrondo funda la “Sociedad Abolicionista Española”.

 

1865: El presidente Abraham Lincoln proclama el acta de emancipación de todos los esclavos de EEUU basándose en que el ser humano fue creado a imagen y semejanza de Dios.

 

1866: Los contrarios a la libertad de los negros fundan el Ku-Klux-Klan en EEUU.

Julio Vizcarrondo y CoronadoFotografía de A. Carrasco

1886: Julio Vizcarrondo y Antonio Carrasco presidente y vicepresidente de la “Sociedad Abolicionista Española” consiguen abolir la esclavitud en las colonias españolas de Puerto Rico y Cuba y España deja de ser el único país europeo que mantiene la esclavitud.

 

 

1896: Empieza en Estados Unidos la idea de ”iguales, pero separados” para excluir a los negros de la vida pública.

 

 

 


1955-1968: El pastor evangélico Martin Luther King consigue el reconocimiento de los derechos de los negros en EEUU a través de la su lucha pacífica por la libertad (Premio Nobel de la Paz 1964) (puedes ver su discurso “I have a dream” (tengo un sueño”) en à http://www.youtube.com/watch?v=wt4v9Zg2unU).

 

1950-1990: El líder surafricano Nelson Mandela lucha contra el apertheid, primero a través de medios pacíficos, pero después convirtiéndose en líder del brazo armado del Congreso Nacional Africano. (Premio Nobel de la Paz 1993).




Desmond Tutu

1975-1990: El arzobispo anglicano Desmond Tutu lucha contra el apertheid y a favor de una Sudáfrica multirracial.

(Premio Nobel de la Paz 1984).

 

 

           

Actualidad: Más personas traficadas que hace 200 años cuando se abolió oficialmente el tráfico de esclavos. ¿QUÉ HACEMOS NOSOTROS ANTE LAS ESCLAVITUDES MODERNAS?

 

 

WILLIAM WILBERFORCE

Wilberforce

William Wilberforce, hijo de un rico comerciante, nació en Hull (Reino Unido) en 1759. El padre de William murió cuando él era joven y durante un tiempo fue educado por sus tíos. William sufrió una gran presión por parte de su tía, que era una ferviente seguidora de John Wesley y el movimiento metodista. Preocupada por estos acontecimientos la Sra. Willberforce trajo a su hijo de vuelta a casa.

A los 17 años, enviaron a Wilberforce al colegio St. John, en Cambridge. A Willberforce le impresionó el comportamiento de sus compañeros de clase y más tarde escribió: “La noche de mi llegada me encontré con una pandilla de muchachos tan licenciosos como pueda imaginarse, bebían mucho y sus conversaciones eran incluso peor que sus vidas”. Uno de los amigos de Wilberforce en la universidad era William Pitt, quien se convirtió en el primer ministro Británico más joven de la historia.

Wilberforce eligió la carrera de ciencias políticas y poco después de dejar la universidad a la edad de 20 años decidió presentarse como candidato a las siguientes elecciones del parlamento de Hull. Su oponente era Lord Rockingham, un miembro rico y poderoso de la nobleza y Willberforce tuvo que gastar unas 9000 Libras con tal de ser elegido. En la cámara de los Comunes Willberforce  apoyó el gobierno conservador liderado por William Pitt.

 

En 1784 Wilberforce se convirtió al cristianismo evangélico. Se unió al “Clapham Set”, un grupo de evangélicos que eran miembros de la iglesia anglicana, centrada alrededor de John Venn, rector de la iglesia Clapham en Londres. A causa de su conversión, Wilberforce se interesó por la reforma social y finalmente Lady Middleton le animó a utilizar su poder como miembro del Parlamento para acabar con el comercio de esclavos.

 

La Sociedad de Amigos de Gran Bretaña había estado haciendo una campaña  contra el comercio de esclavos durante muchos años. Habían presentado una petición al parlamento el año 1783 y en 1787 ayudaron a formar la Sociedad para la Abolición del Comercio de esclavos. De los doce miembros del comité nueve eran Cuáqueros. Como miembro del movimiento evangélico, Wilberforce simpatizó con la propuesta de Mrs Middleton. En su carta de respuesta, Wilberforce escribió: “Le doy una gran importancia al conflicto y creo no estar a la altura de la tarea que se me ha asignado”. A pesar de estas dudas, Wilberforce estuvo de acuerdo con la propuesta de Mrs Middleton, pero un tiempo después enfermó gravemente. El 12 de mayo de 1789, hizo su primer discurso contra el comercio de esclavos.

 

Wilberforce junto a Thomas Clarckson y Granville Sharp, era visto entonces como uno de los líderes del movimiento antiesclavista. Muchos de los compañeros conservadores  de Wilberforce en la Cámara de los Comunes se oponían a cualquier restricción del mercado de esclavos y al principio tuvieron que depender del apoyo de algunos políticos del partido liberal (Whigs) como Charles Fox, Richard Brinsley Sheridan, William Grenville y Henry Broughman.

 

Cuando William Wilberforce presentó su primer decreto para abolir el comercio de esclavos en 1791 fue ampliamente rechazado por 163 votos contra 88.

 

Wilberforce se negó a ser derrotado y en 1805 la Cámara de los Comunes aprobó la ley que hacía ilegal transportar esclavos para cualquier británico, pero este decreto fue bloqueado por la Cámara de los Lores.   

 

En 1804 había sido uno de los fundadores de la Sociedad Bíblica.

 

En febrero de 1806, Lord Grenville formó un gobierno liberal (Whig). Grenville y su  secretario de asuntos exteriores, Charles Fox, fueron fuertes oponentes del comercio de esclavos. Fox y Wilberforce lideraron la campaña en la Cámara de los Comunes, mientras Grenville tenía la tarea de persuadir la Cámara de los Lores para que aceptaran el decreto.

 

Grenville hizo un discurso apasionante donde argumentaba el hecho de que el comercio de esclavos era “contrario a los principios de justicia, de humanidad y de política solvente”. Y criticó a sus miembros por “no haber abolido el comercio de esclavos mucho antes”.  Cuando se presentó la votación la ley de Abolición del  Comercio de Esclavos fue aceptada por la Cámara de los Lores por 41 votos a favor y 20 en contra. En la Cámara de los Comunes fue aceptada por 114 votos a favor y 15 en contra y se convirtió en ley el 25 de marzo de 1807.

 

Los capitanes británicos que eran cogidos siguiendo con el comercio de esclavos eran multados con 100 libras por cada esclavo encontrado en el barco. De todas formas, esta ley no paró el comercio de esclavos británico. Si los barcos de esclavos estaban en peligro de ser capturados por la armada británica los capitanes solían reducir las multas que tenían que pagar ordenando que los esclavos fueran lanzados al mar.

 

En 1823, Thomas Fowell Buxton formó la Sociedad para la Mitigación y la Abolición Gradual de la esclavitud. Buxton, finalmente, persuadió Willberforce para unirse a su campaña pero, como se había retirado de la Cámara de los Comunes en 1825, no jugó un papel activo en la persuasión del parlamento para abolir la esclavitud.

 

William Wilberforce murió el 29 de julio de 1833 y está enterrado en la Abadía de  Westminster Un mes después de su muerte el parlamento aprobó el Acta de Abolición de la esclavitud, que dio la libertad a todos los esclavos del Imperio Británico. 

 

(Puedes ver el trailer de la película Amazing grace sobre la historia de Wilberforce en http://www.amazinggracemovie.com/).

 


LOS ABOLIDORES DE LA ESCLAVITUD EN ESPAÑA

(JULIO VIZCARRONDO, EMILIO CASTELAR, ANTONIO CARRASCO)

(Extracto del artículo de Gabino Fernández Campos publicado en la revista Idea).

 

Julio Vizcarrondo Coronado, al organizar en Madrid la SOCIEDAD ABOLICIONISTA ESPAÑOLA, terminó con la esclavitud en Puerto Rico y Cuba,  islas que todavía estaban sometidas a la Corona española.  Con lo que, casi medio millón de criaturas alcanzaron la libertad y España dejó de ser el único país  europeo que mantenía  tan  inhumana práctica.  Ocurrió en 1886 y era el feliz resultado de más de veinte años de trabajo, en compañía de muchos demócratas de todas las ideologías, entre quienes estaban también sus correligionarios protestantes.

Julio Vizcarrondo y Coronado

Julio Vizcarrondo y Coronado

 

En plena juventud, en su Puerto Rico natal,  había  protestado contra los tiranos y  defendido a los  más débiles;  creando periódicos, libros de texto e iniciativas filantrópicas.  Por este motivo tuvo que  refugiarse en Estados Unidos  durante unos años y, tras volver a  San Juan y liberar a sus esclavos, se  trasladó a  Madrid.

 

Así, cerca de los culpables e interesando a muchos otros,  se entregó de lleno a la causa abolicionista para lo que fundó "El Abolicionista" y  la "Revista  Hispano-Americana". Organizó conferencias públicas en los teatros, donde hablaron algunos de sus respetados amigos y colaboradores; imprimió miles de folletos, distribuidos por toda España; organizó un concurso poético, que ganó Concepción Arenal y produjo el  "Cancionero del esclavo";  elevó exposiciones a las Cortes, donde parlamentarios se hacían eco y buscó el apoyo de sus correligionarios protestantes,  para que denunciaran los hechos e intercedieran delante de Dios en oración.

 

Benito Pérez Galdós, escribió en 1865: "Un nuevo periódico, El Abolicionista, se ha lanzado a la arena pública. El nuevo periódico hará fortuna, y nadie le disputará la gloria de haber defendido tan justa causa, ni las bendiciones de los esclavos".

 

Su  propia esposa,  Harriet  Brewster,  le acompañaba  en su  tarea e influía con otras damas,  como las condesas de Pomar y Priego, en la Sociedad de Señoras en pro de abolición de la esclavitud.

 

Comentando, en 1866, un  Proyecto de Ley "para las represión y castigo del tráfico negrero" presentado por  Cánovas del Castillo, entonces Ministro de  Ultramar,  se lamentaba de que no se avanzara más. Cuando ya hacía medio siglo que "el grito de indignación contra el comercio de seres humanos que había lanzado en las Cámaras inglesas un puñado de hombres virtuosos, encontró eco en el corazón de algunos esforzados varones en las gloriosas Cortes de Cádiz; y dos hombres cuya memoria venerarán por siempre los admiradores del saber y la virtud", los señores Alcocer y Argüelles, presentaron proposiciones tendentes a  la abolición de los esclavos.

 

"Desde entonces acá - sigue  escribiendo Vizcarrondo-, todos los países que manchaban su honra nacional con tan grande injusticia, han desagraviado al Cristianismo  y a la civilización lavando de su frente tamaña lepra;  sólo  España persiste en el error y la injusticia".

 

Emilio Castelar (Cádiz, 1832+1899 ) a la sazón catedrático y diputado, figuró en la Junta Directiva desde la constitución de la SOCIEDAD ABOLICIONISTA ESPAÑOLA  y  habló en muchas reuniones públicas, desde la  primera en el Teatro de Variedades, de Madrid. 

 

En el DICCIONARIO ENCICLOPÉDICO HISPANO AMERICANO de Literatura, Ciencias y Artes, publicado por  Montaner en Barcelona, en 1897, se resumen así los últimos años y trabajos de Vizcarrondo:

 

"En años muy posteriores, con la duquesa de Santoña y otras personas, contribuyó a fundar en Madrid el Hospital del Niño Jesús para la infancia desvalida; estableció la Sociedad  Protectora de los Niños; abrió, también para los niños, otro establecimiento, el Refugio; fomentó otra benéfica fundación, el Asilo, y obtuvo de la duquesa de Pastrana terrenos para la construcción de un Hospital de Niños incurables, que no llegó a ver construido. Desde 1886 hasta  1889, año de su muerte, fue diputado a Cortes por Ponce (Puerto Rico), figurando en el grupo de los autonomistas".

 

Fotografía de A. Carrasco

Antonio Carrasco (Málaga, 1842+1873)

 

Antonio Carrasco (Málaga, 1842+1873) es recordado como el Castelar protestante. Y es legítimo hacerlo porque este malagueño, destacó por su oratoria, como el ilustre gaditano y ambos colaboraron siempre con la  Sociedad  Abolicionista Española, alzando su voz públicamente, consagrando su pluma para denunciar las injusticias de los tiranos y formando parte de la  Junta Directiva.

 

Julio Vizcarrondo, miembro de la iglesia que pastoreaba Antonio Carrasco, con los otros miembros de la Junta Directiva, al informar del naufragio donde perdió la vida Carrasco, al regresar de representar a los evangélicos españoles en la Asamblea  Mundial de la  Alianza Evangélica, celebrada en Nueva York  en 1873; le definía como "ardiente partidario de la abolición de la esclavitud y constante y decidido soldado de la Sociedad Abolicionista  Española".

 

En sus discursos pro-abolicionistas, era directo y claro. En el pronunciado en 1872, en el Teatro el Recreo, dijo: "Nuestros gobiernos no tienen energía suficiente para adoptar  una  medida  que acabe de una vez con la esclavitud, y lo que es más triste aún, los hombres y periódicos que apoyan a nuestros gobiernos procuran destruir el efecto de las palabras de los que un día y otro día defienden la causa de la abolición". Y en el que se le pidió, al año siguiente, para agradecer al Gobierno la Ley por la que  los primeros 31.042 esclavos puertorriqueños serían libres, argumentó:  "Mas si he de decir la verdad, me avergüenzo de tener que dar las gracias por este hecho; me avergüenzo de tener que dar las gracias al gobierno por haber publicado un decreto que redime a los esclavos de Puerto Rico; porque se me figura que esto equivale a llamar sobrenatural la acción de un hombre que encuentra un puñado de oro y lo devuelve a su legítimo dueño; porque  se me figura que esto es juzgar una virtud lo que es sólo el estricto cumplimiento del deber".

 

También ayudó de forma práctica a la liberación de las esclavos dedicando, frecuente y abundante espacio en su periódico, LA LUZ.  De donde reproducimos,  íntegramente el siguiente editorial de 1872: "La esclavitud es una institución inicua que el Evangelio condena. La  esclavitud  de los negros  es el gran crimen de España y su castigo. Nosotros, como cristianos y como españoles, debemos protestar de esta abominable institución que deshonra a nuestra patria a los ojos de todos los pueblos cultos."En  los momentos actuales en que tantos ataques se dirigen a las reformas de Puerto Rico, entre las que va envuelta la abolición de la esclavitud, hemos creído conveniente dirigirnos a todos los cristianos evangélicos de España, y en particular a los pastores que están al frente de las iglesias cristianas, para suplicarles que eleven exposiciones a las Cortes pidiendo la abolición de la esclavitud".

 

El monumento a Emilio Castelar, que Mariano Benlliure esculpió en el Paseo de la Castellana de Madrid, Julio Vizcarrondo aparece coronado por tres mujeres que representan la LIBERTAD, la IGUALDAD y la FRATERNIDAD; triple lema de la Revolución francesa que, Castelar y Vizcarrondo (y por supuesto también Carrasco), dos combativos republicanos,  hicieron suyo.